LLÁMANOS

(999) 945 3267

(999) 945 3977

Recomendaciones para cuidar la línea en Navidad

Con las fiestas decembrinas llegan las cenas entre familiares y amigos, en donde se sirven grandes manjares para acompañar el espíritu navideño. No tan afortunadamente estos alimentos pueden provocar algunos kilos de más, lo que suele hacer sentirnos culpables al momento de disfrutar esta temporada; ante ello te traemos algunos consejos que podrías aplicar en estos días para dejar de preocuparte y disfrutar el momento. 

  • Planea un buen menú: Si en estas fechas te toca ser el anfitrión, o el encargado de la cena, te recomendamos tomarte tu tiempo para planear una cena equilibrada, procurando en no excederse en carbohidratos; preferentemente usando más verduras y menos harina.

 

  • Bebidas menos engordantes: Para estas fiestas no pueden faltar las bebidas alcohólicas para un buen brindis. Así que es importante elegir aquellas que tengan menos calorías, tales como el vino, la sidra y el champán, tratando de evitar la cerveza, ginebra y el ron. 

 

  • Beber agua: El agua es importante para evitar la retención de líquidos y mantener activo el metabolismo, por lo que se recomienda hacer espacios entre comida, postres y bebidas para tomar una buena cantidad de agua.

 

  • No saltar comidas: Muchas veces suele creerse que es preferible no comer y saltarse una comida es bueno para compensar una gran cena que pudiera haber, pero esta práctica podría resultar contraproducente ya que al realizar esto estarías haciendo más lento el metabolismo lo que al momento de volver a comer, comerás mucho más de lo ideal por las ansiedad. 

 

  • Utiliza platos pequeños: Al utilizar estos tipos de platos aporta a tener más autocontrol con las cantidades que comida que ingerimos, ya que serviriamos menos cantidad de alimentos y nuestro cerebro ayudaría a creer a nuestro cuerpo la sensación de llenura. 

 

  • Masticar lento: Comer despacio es una gran herramienta para controlar las porciones de alimentos que consumimos. Al hacer esto la orden de saciedad llega a tiempo a tu cerebro, sintiéndote lleno, y evitando comer de más.
Compartir