LLÁMANOS

(999) 945 3267

(999) 945 3977

LAS TRES DIFERENCIAS BÁSICAS ENTRE LA DIETA Y UN RÉGIMEN ALIMENTICIO

Aunque generalmente usamos estas palabras como sinónimos, la verdad es que son cosas muy diferentes y no debemos confundirlas, ya que responden a necesidades diferentes. Veamos

 

LA DIETA

 

En términos generales nuestra dieta se conforma por lo que comemos regularmente, por ello el nutriólogo nos puede decir que llevamos una mala dieta si consumimos muchas frituras o dulces; o nos pueden recomendar llevar una dieta balanceada, para una vida más saludable. Es decir la dieta es lo mismo que nuestros hábitos alimenticios.

 

La dieta se ve influenciada por el estilo de vida de las personas, su estado de salud e incluso por la zona en que se vive. Existen dietas generales que se basan en los niveles de calorías que una persona debe consumir de acuerdo a su edad, estilo de vida y cantidad de ejercicio que realiza. También hay dietas para personas con ciertos padecimientos como la diabetes o la hipertensión, que disminuyen el consumo de ciertos alimentos que pueden desencadenar problemas de salud.

 

Si somos personas saludables, en términos generales, un nutriólogo nos puede ayudar a elegir el tipo de dieta que nos ayude a mantenernos en los niveles adecuados de nutrientes y calorías, para no caer en complicaciones de sobrepeso u otros problemas.

 

RÉGIMEN ALIMENTICIO

 

Los régimenes alimenticios tienen su principal diferencia en LA TEMPORALIDAD, ya que se llevan solo por un periodo determinado y sirven para conseguir un objetivo específico.

 

Por ejemplo un fisioculturista puede llevar un régimen alimenticio por 4 o 6 semanas en el que deba consumir 2 o 3 veces más la cantidad de calorías normales que necesita su cuerpo, para conseguir aumentar su volumen, y luego entran en una etapa en la que consumen menos calorías para que los musculos se marquen antes de una competencia.

 

Un régimen alimenticio no puede ser general, es necesario que sea diseñado y monitoreado por un especialista en el área: nutrición deportiva, nutrición para control de peso, etc. 

Llevar un régimen alimenticio sin control de un especialista puede traer graves consecuencias de salud, ya que somenten al cuerpo a niveles extremos (en muchos casos) para lograr un objetivo específico. 

Esta es la misma razón por la que no deben seguirse por periodos prolongados, ya que muchos de ellos, aunque proveen de nutrientes escenciales para el organismo, no son balanceados y pueden producir problemas digestivos o descompensaciones hormonales, con el paso del tiempo.

 

 

EN RESUMEN

 

Las principales diferencias entre una dieta y un régimen alimenticio son:

 

  • TEMPORALIDAD:

La dieta es llevada de manera regular y puede modificarse de acuerdo al comportamiento de nuestro organismo.

Un régimen alimenticio es solo por un tiempo específico. Y no se debe extender más allá de sus límites.

 

  • VARIEDAD

La dieta incluye todos los grupos alimenticios en la medida adecuada al estilo de vida y condiciones de salud de cada individuo.

Un régimen alimenticio es restrictivo y se centra en el consumo o restricción de ciertos alimentos, para lograr un objetivo.

 

  • USO

Las dietas pueden ser de uso general entre individuos que tienen las mismas características.

Un régimen alimenticio debe ser diseñado específicamente para cada individuo, evitando así complicaciones de salud.

 

 

Para terminar queremos reiterar que nuestra recomendación principal sobre alimentación es SIEMPRE consultar con un especialista que nos oriente al respecto.

 

 

Compartir